NUESTRO BLOG

Hojaldres tradicionales adaptados al emergente mundo de la cocina

El hojaldre tiene su origen en la antigua Grecia y es una masa altamente crujiente y fina que proporciona una sensación de delicadeza y suavidad únicas al paladar. En Willy estamos completamente enamorados de este ingrediente y por eso hemos elaborado una carta de hojaldres de diferentes variedades. Todos ellos elaborados a través de una cocina emergente y vanguardista.
Nuestra carta:
Dentro de nuestra carta podrás encontrar un mapa de sabores llenos de contrastes y capaces de evocar diferentes paisajes y sensaciones sin renunciar a los sabores históricos y tradicionales.
Las recetas de Willy Factory son:

Willy: Un sabor inconfundible

Willy Clásico: Una de nuestras propuestas estrella es el pastel de carne murciano tradicional. Entre los pasteles de hojaldre probablemente sea el más popular dentro de la región. Una de sus características más llamativas es la forma en espiral que tiene la masa de hojaldre en la zona superior. Su atractiva apariencia se logra cortando diferentes capas de famosa y superponiéndolas en forma de espiral. Los ingredientes principales de nuestro pastel de carne murciano clásico son la carne de ternera, el huevo cocido y el chorizo. ¡Irresistible!

Willy Napolitano: Nuestro Willy Napolitano se caracteriza por ser una propuesta minimalista y clásica donde prima la calidad de la materia prima. Su elaboración consigue generar una explosión de sabores y texturas resultando ideal como tentempié aunque también como plato principal. Su interior está relleno de jamón York, queso y tomate de alta calidad.

Willy Glaciar: Nuestro Willy de bacalao con tomate se ha convertido en un reclamo estrella de cualquier celebración y no podía faltar dentro de nuestra carta. Su combinación de sabores y texturas lo hace inconfundible. Y es que la mezcla del bacalao con el hojaldre hace que el plato se convierta en una propuesta delicada, crujiente y sobre todo deliciosa. Además la presencia del tomate le da un dulzor especial que lo hace simplemente irresistible.

Willy Fiordo: Con una masa de hojaldre fina y crujiente este Willy está relleno de salmón y zanahoria. Se trata de un cóctel jugoso inspirado en los sabores del norte que se adereza con una capa de queso fundido y que aporta un toque aterciopelado. El fiordo presenta un sabor discreto y dulzón que conjuga a la perfección el sabor tradicional con la cocina emergente.

Willy Vernazza: Su capa de queso gouda originario de Holanda aporta al plato un dulzor y una calidez que contrasta con la textura del bacon y el pollo. El resultado es un plato consistente, un sabor intenso y un Willy capaz de saciar todo tipo de paladares evocando los sabores tradicionales. Probablemente el Vernazza sea uno de los Willys más cálidos de nuestra selección.

Willy Del prado: Este Willy está relleno de carrillera de ternera estofada. Aunque la carrillera no ha sido muy popular hasta hace relativamente poco, hoy se encuentra en la carta de la mayoría de los restaurantes de vanguardia. Esta carne se caracteriza por ser una opción muy tierna y con un sabor especialmente intenso y meloso. Acompañada con la crujiente textura y el intenso sabor del hojaldre, este plato se convierte en un plato imprescindible en tu próximo pedido. ¿Cuándo estará?

¿Cuál de nuestros Willys te ha conquistado más?

hojaldre willy factory