NUESTRO BLOG

¿Sabes cuál es el origen del pastel de carne?

El pastel de carne es una de las recetas más populares de la gastronomía murciana.

Transcendencia:
Su origen se presume incierto aunque existen algunas sospechas de que pudiera estar en la cultura romana. Aunque en un principio se tiende a pensar que los árabes fueron los responsables de la popular receta, hay muchas probabilidades de que no sea así, al menos no del todo. ¿La razón? Existían recetas casi idénticas dentro de la Roma de Augusto. Una de las hipótesis más aceptadas es que los árabes “robaron” la receta adaptándola al mismo tiempo a su cultura y sustituyendo la grasa de cerdo por el aceite de oliva. Sin embargo, a pesar de que la cultura árabe estuvo presente en toda la Península, lo cierto es que el pastel de carne sólo ha logrado permanecer en Murcia. ¿Qué ocurrió entonces con los pasteles de carne que eran habituales dentro de la España medieval?

Orígenes del pastel de carne
Según el archivo provincial de Murcia Carlos II estipuló la redacción de unas ordenanzas concretas para la ciudad hacia el año 1695. En ellas se encontraba una serie de medidas orientadas al uso de la carne en los pasteles. Esto se realizó a nivel provincial lo cual indica que entonces el pastel de carne contaba con un gran protagonismo en el oficio de la pastelería. Existen además otras pruebas en la literatura que demuestran el éxito de la receta en otros puntos de España, por ejemplo en la obra de Vida del Buscón Don Pablos, de Quevedo. En uno de los pasajes el protagonista aparece en Segovia y cómo no, lo hace comiendo pasteles de carne. Por el contenido del mismo se pueden extraer tres datos muy significativos: Por un lado, que ya se utilizaba entonces la tapa de hojaldre en forma de espiral. También se manifiesta una duda del origen de la carne de aquel pastel (algo que ya se manifestaba en las leyes marcianas del siglo XVII) y por último, su lugar de consumo: Segovia. Pero no es sólo en la literatura donde podemos encontrar la presencia del pastel de carne. En uno de los cuadros de Bravo Murillo puede verse a dos jóvenes sevillanos comiendo pasteles de carne al tiempo que estiran de la capa en espiral de hojaldre.

Si seguimos buceando por nuestra propia cultura, podemos descubrir muchas más referencias al pastel de carne. Hay evidencias suficientes para creer que el pastel de carne era un tentempié que gozaba de una gran popularidad a nivel nacional. Pero, ¿entonces por qué sólo existía una ordenanza para regular su uso en Murcia? ¿Por qué acabó convirtiéndose en un emblema murciano? En realidad son muchos los misterios que a día de hoy siguen persistiendo con relación a su origen, su historia y su localización. Sea como sea, se trata de una receta que ha logrado sobrevivir una enorme cantidad de siglos y que se espera continúe sobreviviendo pues su inconfundible sabor, textura y consistencia hará imposible que llegue a ser olvidado en algún momento.

En Willy Factory hemos ido más allá. Hacemos hojaldres con diferentes rellenos bajo el mismo formato que el típico pastel murciano. Con unas recetas hechas con cariño y esmero y unas materias primas cuidadosamente seleccionadas, Willy Factory viaja hasta Madrid para instaurar en la capital un finefood al más puro estilo murciano.

Pásate a conocernos por Princesa, 51.

Murillo-niños_comiendo-pastel-carne